Abogado de lesiones por mordedura de perro de Austin

Según la Fundación Americana de Medicina Veterinaria (AVMF), los perros muerden aproximadamente a 4.7 millones de personas cada año, y unos 800,000 necesitan atención médica. Los perros suelen morder a los niños, cuyas pequeñas estaturas provocan las lesiones más graves por mordedura de perro. En casos raros, las mordeduras de perro pueden ser incluso mortales. La mayoría de los perros son mascotas familiares que son dulces y no muestran signos de agresión, pero cuando se sienten estresados o atrapados, incluso los perros domésticos más amigables pueden atacar. Además, los dueños irresponsables que no socializan ni entrenan a sus perros contribuyen al problema.

Si usted o su hijo ha sido mordido por un perro, podría recuperar una compensación por los gastos relacionados con sus lesiones. Póngase en contacto con uno de los hábiles miembros del equipo legal de las Oficinas Legales de George Salinas, ubicado en Austin, Texas, en el (512) 851-1004 y pida a un abogado con experiencia en mordeduras de perro que evalúe su caso.

Nuestros resultados anteriores en demandas por lesiones por mordeduras de perro


En las Oficinas Legales de George Salinas, nuestros abogados tienen una amplia experiencia en todo tipo de demandas por lesiones personales, incluyendo aquellas que involucran mordeduras de perros. Los casos varían según la gravedad y las circunstancias que rodean una lesión, y no podemos garantizar un resultado favorable en ningún caso en particular. Sin embargo, en casos anteriores, nuestros abogados han recuperado millones de dólares para nuestros clientes. Nuestros abogados especializados en lesiones personales siempre se esfuerzan por obtener el mejor resultado posible en cada caso.

Lesiones comunes que resultan de una mordedura de perro


Entre las lesiones más comunes que sufren las víctimas de los ataques de los perros se encuentran:

  • Transmisión de enfermedades mortales e infecciones bacterianas, incluyendo rabia, tétanos y SARM.
  • Heridas graves en la carne, incluyendo desgarros, cortes y laceraciones
  • Daños en los tejidos blandos de los tendones, ligamentos y músculos.
  • Trauma psicológico por el ataque del perro, especialmente en menores
  • Cicatrización y desfiguración

Las leyes de Texas sobre la propiedad de los perros


El código civil de Texas no habla directamente de ataques o mordeduras de perro. En su lugar, los tribunales de Texas se basan en un fallo de la Corte Suprema de Texas de 1974 para orientar sus decisiones sobre la responsabilidad y las mordeduras de perro.

Precedente de la Corte Suprema de Texas


En el caso Marshall contra Ranne, la Corte Suprema de Texas falló contra John Ranne después de que su perro mordiera a Paul Marshall. El tribunal inferior había determinado que Marshall asumió el riesgo al acercarse al perro de Ranne. Sin embargo, el Tribunal Supremo de Texas llegó a la conclusión de que las víctimas podían solicitar una indemnización por negligencia y estableció la regla de la mordedura única del Estado.

La regla de la mordida única

Según la regla de una sola mordida de Texas, un demandante no puede cobrar daños y perjuicios por una lesión por mordida de perro a menos que demuestre que el perro se comportó de forma agresiva o que mordió a alguien anteriormente. El demandante también debe probar que el dueño del perro sabía de los ataques, mordeduras o comportamientos agresivos anteriores del perro.

Negligencia


Probar la negligencia en un caso de lesiones por mordedura de perro es similar a probar la negligencia en cualquier otro tipo de caso de lesiones personales. El demandante debe probar los siguientes cuatro elementos:

  • El demandado tenía la posesión del perro.
  • El demandado tenía un deber razonable de cuidado hacia los demás al evitar que el perro infligiera daños.
  • El demandado incumplió ese deber de cuidado, y
  • El incumplimiento del deber causó la lesión por mordedura de perro del demandante.

Violaciones del control de animales


Un tribunal también puede dictaminar que los propietarios de perros son negligentes cuando violan las leyes de control de los animales y su violación causa una lesión. Este tipo de responsabilidad se asocia a menudo con los propietarios que atan a sus perros durante largos períodos de tiempo y los dejan desatendidos. Por ejemplo, si el dueño de un perro lo ata a la intemperie a menos de 500 pies de una escuela o guardería, el tribunal puede hacer responsable al dueño del perro en caso de que éste muerda a un niño que se aproxime.

Falta de Detención de un Ataque de Perro en Progreso


En un caso de mordedura de perro del 2008, el Tribunal Supremo de Texas dictaminó que los propietarios de perros y los transeúntes que presencien un ataque de perro deben hacer un esfuerzo razonable para detener el ataque, o el tribunal puede hacerlos responsables de las lesiones resultantes.

Control de animales en Austin


Si usted o su hijo ha sufrido una lesión por mordedura de perro en Austin, debe presentar una declaración jurada de mordedura ante notario al Departamento de Control de Animales de la ciudad. Si la ciudad determina que el perro es peligroso, el propietario deberá retenerlo en un recinto en todo momento y comprar una póliza de seguro de responsabilidad civil de $100,000. Si el perro ataca por segunda vez, el tribunal puede emitir una orden de matanza. Además, la ciudad coloca al dueño y al perro en un registro de perros peligrosos, para que los residentes estén al tanto de los vecinos que poseen un perro que haya mordido a alguien anteriormente.

¿Qué compensación puede recuperar después de un ataque de un perro?


Las lesiones por mordedura de perro pueden variar en gravedad, pero las que causan lesiones graves pueden darle derecho a recuperar los siguientes daños:

  • Gastos médicos, incluyendo servicios de ambulancia y emergencia, estancias en el hospital, cirugías y medicamentos recetados
  • Costos médicos futuros, especialmente cuando las víctimas necesitan múltiples cirugías reconstructivas
  • Gastos de psicólogo o terapeuta, especialmente para los niños
  • Sueldos perdidos por el tiempo perdido en el trabajo
  • Pérdida de la capacidad de ganar dinero si la mordedura de un perro resulta en una discapacidad a largo plazo.
  • Dolor y sufrimiento por el trauma emocional de una lesión por mordedura de perro
  • Daños adicionales si es un padre o un miembro de la familia que vio a su hijo ser atacado por un perro
  • En el raro caso de muerte, la familia superviviente de la víctima puede recuperar los gastos de entierro y funeral. Si su ser querido murió como resultado de una lesión por mordedura de perro, debe discutir la viabilidad de presentar una demanda por muerte por negligencia con su abogado.


Contrate a nuestro abogado de lesiones por mordeduras de perro de Austin


Si usted o su hijo han sido heridos por una mordedura de perro, deben centrarse en la curación y la rehabilitación en lugar de preocuparse por un procedimiento legal. Un abogado experto en lesiones personales investigará las circunstancias de su caso, se pondrá en contacto con posibles testigos y abogará por usted para que las partes responsables sean consideradas responsables. Si usted vive en el área de Austin, llame a las Oficinas Legales de George Salinas al (512) 851-1004, o contáctenos en línea, para una consulta gratuita y para discutir los detalles de su caso y determinar su elegibilidad para la compensación.