Abogado de lesiones de nacimiento en Austin

¿Qué es una lesión de nacimiento?

Birth Injury lawyer in Austin Texas

El nacimiento de un bebé debería ser un momento de alegría, pero a veces un recién nacido sufre una lesión de nacimiento durante el trabajo de parto o el parto. Alrededor de una de cada 9,714 personas en los Estados Unidos nace con una lesión de nacimiento. Incluso los partos que pueden parecer rutinarios pueden provocar discapacidades a largo plazo o permanentes para su bebé. El término lesión de nacimiento se refiere a un deterioro de la función o estructura corporal del bebé relacionado con un problema que ocurrió en el nacimiento. El término a veces se refiere a un traumatismo de nacimiento, que es una lesión física del bebé durante el proceso de nacimiento.

Hay muchos tipos de lesiones de nacimiento. Los síntomas varían de un bebé a otro, y los efectos pueden ser temporales o permanentes. Si su hijo ha sufrido una lesión en el nacimiento, usted debe contactar a los abogados experimentados del Bufete de Abogados de George Salinas al (512) 851-1004 para una consulta gratuita. Ellos pueden evaluar su caso, los efectos a largo plazo de la lesión en el nacimiento en su hijo y su familia, y ayudarle a obtener el acuerdo que se merece.

Lesiones comunes en el nacimiento


Hay muchos tipos diferentes de lesiones de nacimiento, que a veces conducen a discapacidades permanentes. Los daños cerebrales y nerviosos suelen ser irreparables y tienen un grave impacto en la vida de su hijo. Algunas formas comunes de lesiones de nacimiento incluyen:

  • Parálisis cerebral (PC), que puede ser causada por asfixia de nacimiento, infección, traumatismo de nacimiento y otras complicaciones. Es una condición debilitante y de por vida.
  • Parálisis de Erb, que es una forma de parálisis del plexo braquial. Esta condición es una lesión de los nervios que controlan el movimiento de los brazos y las manos.
  • Encefalopatía hipóxica-isquémica (EIH), que es un tipo de daño cerebral causado por la asfixia de nacimiento (falta de oxígeno en el momento del nacimiento). Dependiendo del tiempo que el cuerpo del bebé esté privado de oxígeno, el tejido cerebral puede ser destruido. Esto puede provocar un deterioro grave o la muerte.
  • Caput succedaneum, que es una inflamación de los tejidos blandos del cuero cabelludo del bebé. Se desarrolla a medida que el bebé se mueve por el canal de parto. A veces esto ocurre cuando el bebé nace mediante una extracción con ventosa. Aunque el caput succedáneo en sí no es una condición que ponga en peligro la vida, puede conducir a otros problemas de salud del bebé.
  • Fracturas de clavícula. A veces se producen cuando el bebé nace de nalgas.
  • Parálisis facial. Puede ser un moretón temporal de los nervios faciales, pero si hay un desgarro del nervio, es posible que se requiera una cirugía.
  • Traumatismo craneal. Los moretones o las laceraciones en la cabeza del bebé pueden ser el resultado de contracciones fuertes. Sin embargo, también pueden ser causados por herramientas como fórceps y extractores de vacío.
  • Leucomalacia periventricular (PVL), se refiere al daño cerebral de la materia blanca. Da como resultado la muerte y el deterioro de las células lesionadas.

Signos y síntomas de las lesiones de nacimiento

En algunos casos, una lesión de nacimiento puede determinarse inmediatamente. Sin embargo, en otros casos, puede ser difícil saber si su bebé ha sufrido una lesión de nacimiento, porque los síntomas pueden no aparecer hasta mucho después del nacimiento. El personal médico evaluará y controlará a su bebé inmediatamente después del nacimiento, pero es posible que usted vea signos o síntomas después de llevar a su bebé a casa. No dude en buscar atención médica si nota que su bebé tiene síntomas relacionados con la salud, como fiebre, baja frecuencia cardíaca o cualquier otro síntoma que le preocupe. También esté atenta a los problemas de alimentación, a la inquietud extrema, a los vómitos o a las convulsiones. También puede notar rigidez o flojedad muscular, favoreciendo un lado del cuerpo, o movimientos o reflejos débiles.

Los primeros signos de una lesión de nacimiento pueden incluir:

  • Las bajas puntuaciones de APGAR, que se utilizan para evaluar a los bebés al minuto y cinco minutos después del nacimiento
  • La falta de respiración del bebé inmediatamente después del nacimiento
  • El bebé necesita reanimación
  • La respiración o la frecuencia cardíaca del bebé es lenta
  • Una condición generalmente letárgica, o respuestas lentas
  • El bebé no está interesado en alimentarse o es incapaz de hacerlo
  • El bebé tiene convulsiones o favorece un lado del cuerpo
  • Moretones o hinchazón en la cabeza, la cara o el hombro del bebé.

Sin embargo, es posible que algunos síntomas no se manifiesten hasta meses o años después. Usted o su pediatra pueden preocuparse cuando el niño no alcanza ciertos hitos del desarrollo. El niño puede mostrar discapacidades o problemas de comportamiento. Los síntomas posteriores pueden incluir

  • Retrasos en el desarrollo como la incapacidad de darse vuelta, sentarse, gatear o caminar
  • Coordinación muscular débil
  • Deterioro de la motricidad
  • Problemas o retrasos en el habla y el lenguaje
  • Problemas de aprendizaje
  • Problemas de comportamiento

Por qué se producen las lesiones en el parto

Las lesiones en el parto pueden ser causadas por el uso inadecuado de equipo médico, medicamentos inapropiados, errores médicos u otros tipos de atención médica negligente. En muchos casos, la lesión se puede prevenir. Algunos de los errores médicos que causan lesiones en el nacimiento incluyen:

  • Pruebas prenatales insuficientes o incorrectas
  • No reconocer y tratar rápidamente las infecciones
  • No reconocer y tratar las posibles preocupaciones sobre el estado del feto
  • Prescribir medicamentos defectuosos o incorrectos
  • La administración de una cantidad incorrecta de una droga
  • Falta o no tratamiento de enfermedades graves, incluyendo el desprendimiento de la placenta o problemas con el cordón umbilical
  • No controlar adecuadamente la frecuencia cardíaca o el crecimiento fetal durante el embarazo
  • Retraso en el parto, lo que lleva a la pérdida de oxígeno y a graves daños cerebrales
  • No se ha determinado la necesidad de una cesárea
  • Incumplimiento de las normas médicas al realizar una cesárea u otra cirugía necesaria
  • El uso inadecuado de los instrumentos de parto, como el extractor de vacío o las pinzas, que causan un mayor riesgo de lesiones al bebé
  • Traumatismo craneal durante el parto
  • No remitir a un paciente de alto riesgo a un especialista apropiado

Daños que pueden resultar de los casos de lesiones en el parto


En la mayoría de los casos de lesiones personales, los daños y perjuicios se conceden a la persona lesionada. Pero las lesiones de nacimiento no sólo afectan al individuo. Afectan a la vida de todos los miembros de la familia, especialmente a los padres del niño. Los padres deben lidiar con los enormes costos médicos que implica el cuidado de por vida de un niño con una lesión de nacimiento. Cada caso es diferente, por lo que los daños también serán diferentes en cada caso. Sin embargo, por lo general, el niño y su familia reciben el reembolso de todos los gastos médicos que puedan resultar de la lesión de nacimiento. Los costos pueden incluir la rehabilitación, el equipo médico especial y la futura atención médica, terapia y cuidado personal.

Si la lesión de nacimiento resulta en una discapacidad permanente, la capacidad de ingresos futuros del niño puede ser limitada o inexistente. Los padres también pueden faltar al trabajo o tener un ingreso reducido porque necesitan cuidar al niño. Se pueden conceder indemnizaciones por estas pérdidas. El niño puede recibir una compensación por el dolor y el sufrimiento emocional. En algunos casos, los padres también reciben una indemnización por daños y perjuicios por su angustia emocional.

Cómo puede ayudarle su abogado de lesiones de nacimiento en Austin


Las lesiones en el parto tienen consecuencias físicas, emocionales y financieras a largo plazo. Estos casos son muy complejos y pueden ser difíciles de probar. Texas impone plazos estrictos para presentar los casos. Si su hijo ha sufrido una lesión de nacimiento, es fundamental que se ponga en contacto con un abogado experto para que le explique sus derechos legales y defienda a usted y a su hijo. Para obtener más información, envíe un correo electrónico a las Oficinas Legales de George Salinas, o llame al (512) 851-1004. Estamos aquí para ayudarlo.