fbp

Mantener a los niños a salvo: Consejos para la protección del bebé

Keeping Children Safe: Baby-Proofing Tips

Uno de los momentos más emocionantes como nuevo padre es cuando los niños empiezan a caminar y a gatear, ganando su independencia. A menudo, los nuevos padres instintivamente documentan el hito y comparten su orgullo publicando videos en los medios sociales. Después de la emoción por el logro de un niño, los padres a menudo se ponen nerviosos por temor a que la recién descubierta independencia de su hijo lleve a una lesión. ¿Cómo pueden los padres mantener a sus hijos a salvo, ahora que se están moviendo?

Todos los cuidadores, incluidos los padres, los trabajadores de las guarderías y las niñeras, deben tener sus casas o instalaciones a prueba de bebés. Sin una protección adecuada, los niños corren el riesgo de sufrir quemaduras, envenenamiento, asfixia y caídas.

Los niños de entre uno y cuatro años tienen más probabilidades de morir por causas dentro del hogar que por la violencia de un extraño. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las lesiones involuntarias son la principal causa de muerte de los niños en los Estados Unidos. Cada año, alrededor de 9.2 millones de personas de cero a diecinueve años de edad buscan tratamiento médico de emergencia por lesiones no intencionales y más de 12,000 mueren a causa de sus lesiones.

Siga leyendo para obtener consejos para crear un entorno seguro para los bebés y niños pequeños que recién exploran.

Puertas para bebés

Uno de los clásicos artículos a prueba de bebés, la puerta para bebés, sigue siendo una pieza crítica del equipo de seguridad para prevenir las lesiones de los jóvenes. Las puertas para bebés se usan para mantener a los niños alejados de las partes peligrosas de la casa, como escaleras, chimeneas y ventanas peligrosas.

Al instalar una puerta para bebés, tenga en cuenta estas importantes consideraciones:

  • La instalación correcta de las puertas es fundamental para un funcionamiento seguro y eficaz. Si las puertas se montan incorrectamente, los niños pueden derribarlas, lo que puede causar lesiones adicionales. Las puertas que se atornillan a las paredes proporcionan una base más segura que las puertas montadas a presión.
  • Las puertas deben instalarse antes de que el niño empiece a gatear o a caminar.
  • Utilice una puerta en la parte superior e inferior de la escalera.
  • Mantenga los objetos que un niño pequeño pueda usar para trepar por la puerta lejos de la misma o fuera de su alcance.

Nuestros experimentados abogados de San Antonio especializados en lesiones infantiles tienen la habilidad, el compromiso y la compasión para abogar agresivamente por los derechos de su hijo y recuperar una compensación justa. Deje las puertas para bebés en pie hasta que esté seguro de que su hijo puede navegar con seguridad por los riesgos de los que la puerta para bebés lo protegía.

Armas de fuego

Guarde bajo llave todas las armas de fuego y otras armas y colócalas donde los niños pequeños no puedan acceder a ellas. Considere la posibilidad de asegurarlas con seguros de gatillo. Guarde todas las armas descargadas.

Tomacorrientes eléctricos

La Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA) determinó que los niños son más propensos que los adultos a sufrir lesiones por los receptáculos eléctricos. Cada año, 1,500 niños menores de cinco años sufren lesiones relacionadas con un enchufe eléctrico. Afortunadamente, a partir del 2008 se actualizó el Código Eléctrico Nacional (NEC) para exigir receptáculos a prueba de manipulaciones (TRR) en las casas nuevas y renovadas. En 2017, el NEC también exigió TRR en cualquier tipo de propiedad donde sea probable que haya niños.

Si su casa fue construida antes de que el NEC actualizara los requisitos de los tomacorrientes, es posible que necesite obtener cubiertas para los tomacorrientes para proteger a los niños de lesiones.

Persianas de las ventanas

Las persianas de las ventanas presentan un riesgo para los niños que a menudo se pasa por alto y se consideran uno de los cinco principales peligros ocultos en el hogar. Los cordones y cadenas sueltas en las persianas presentan un riesgo de estrangulamiento, en particular, en los niños menores de tres años. Entre 1990 y el 2015, más de 16,000 niños en los Estados Unidos fueron tratados por lesiones causadas por las persianas de las ventanas.

Para reducir el riesgo de lesiones por persianas, los padres deberían:

  • Optar por las persianas inalámbricas cuando sea posible;
  • Mantener los cordones fuera del alcance de los niños;
  • Colocar las cunas y camas lejos de las ventanas para limitar el acceso a los cordones; y
  • Si las cuerdas o cadenas están sueltas, instale un dispositivo de tensión para mantenerlas tensas.

Riesgos de volcado de los muebles

Un niño en los EE.UU. se lesiona por un televisor o un mueble que se vuelca casi cada 43 minutos. Desde el año 2000, 459 niños han muerto como resultado de este tipo de accidentes.

Cualquier mueble grande y pesado presenta un riesgo de accidente por vuelco, pero los culpables más comunes son:

  • Cómodas
  • Estantería
  • TV
  • Soportes de televisión

Muchos de los muebles de su casa estaban probablemente en su lugar antes de que necesitara considerar la seguridad de un niño joven y activo. Ahora que tiene un niño móvil en la casa, evalúe los muebles que puedan suponer un riesgo de vuelco y asegúrese de asegurarlos adecuadamente. Los kits de anclaje son baratos y fáciles de instalar.

Veneno

Según el Centro de Envenenamiento de la Capital Nacional, los niños menores de seis años constituyen casi la mitad de todas las exposiciones a veneno cada año. Según la Asociación Americana de Centros de Control de Envenenamiento, las cinco sustancias más comunes que crean un riesgo de envenenamiento para los niños menores de cinco años son:

  • Cosméticos y productos de cuidado personal
  • Limpiadores de hogar
  • Medicamentos analgésicos
  • Juguetes u otros cuerpos extraños
  • Preparaciones tópicas

Para prevenir el envenenamiento infantil, los CDC recomiendan que los padres y los cuidadores:

  • Guarden bajo llave las sustancias que presentan un riesgo de envenenamiento o mantenerlas en lugares que los niños no puedan alcanzar;
  • Tengan a mano el número de teléfono de control de envenenamiento, 1-800-222-1222, en caso de emergencias y llamen inmediatamente si creen que su hijo ha ingerido sustancias venenosas;
  • Llame al 9-1-1 inmediatamente si su hijo se ha desmayado o no está respirando;
  • Siga todas las instrucciones de la etiqueta de cualquier medicamento y lea todas las advertencias; y
  • Deshágase de las drogas, vitaminas y suplementos que han caducado o que ya no se consumen en el hogar.

Peligros de incendio en el hogar

La mayoría de los incendios que matan o lesionan a los niños son incendios residenciales. Más de la mitad de los niños de cinco años que mueren durante un incendio residencial están dormidos cuando se produce el incendio. Lo mejor que puede hacer para proteger a sus hijos del riesgo de lesiones por incendio es tener alarmas de humo que funcionen. Las alarmas para el humo deben instalarse en todos los niveles de la casa y en cada dormitorio. Mientras que la mayoría de los hogares en los Estados Unidos tienen por lo menos una alarma para el humo, el 25 por ciento no tienen alarmas para el humo que funcionen.

Además de las alarmas para el humo, los siguientes consejos de seguridad pueden ayudar a reducir los riesgos de incendio y de inhalación de humo:

  • Instale un sistema de rociadores, que puede reducir los riesgos de muerte asociados con los incendios residenciales en un 73 por ciento.
  • Mantenga un extintor de incendios en la cocina.
  • Evite fumar en la casa.
  • Mantenga los fósforos, encendedores, velas encendidas y productos químicos inflamables fuera de su alcance.

Esperamos que, con la ayuda de los consejos anteriores, los momentos emocionantes de ver a su hijo aprender nuevas habilidades y adquirir movilidad no impliquen que su hijo sufra lesiones. Si su hijo ha sufrido lesiones personales, póngase en contacto con nosotros o llámenos al 210-225-0909 para concertar una cita hoy mismo.

Share