¿Quién es el mejor abogado de lesiones personales para mí?

Publicado el: Mar Oct 13

Qué elementos considerar al elegir un abogado de lesiones personales

Recientemente sufrió lesiones graves en un accidente. Parece que su vida ha cambiado en un abrir y cerrar de ojos; tiene mucho dolor, las facturas médicas aumentan y ya no puede trabajar. Además, cree que el accidente fue el resultado de una negligencia. ¿A quién recurres? Siga leyendo para conocer lo que un abogado de lesiones personales puede ofrecer a su reclamo.

Usted podría pensar en un abogado. Sin embargo, decidir que necesita un abogado es apenas el comienzo de un proceso importante: elegir no solo a cualquier abogado, sino al abogado CORRECTO.

Encontrar al abogado adecuado es más complicado de lo que parece; hay más factores, consideraciones e inquietudes de lo que uno puede pensar. Es más, no sopesar adecuadamente sus opciones puede tener consecuencias desastrosas y duraderas.

Para facilitar el proceso, aquí hay factores importantes que debe considerar al buscar el abogado de lesiones personales adecuado para usted.

Costo

Para muchas personas, solo la palabra “abogado” evoca imágenes de enormes facturas legales; después de todo, tal vez haya escuchado que el abogado promedio cobra entre $100 y $300 por hora.

Personal injury lawyerPero eso no es cierto para los abogados de lesiones personales que trabajan por una tarifa de contingencia. Aunque suene complejo, la idea es bastante simple. En lugar de cobrar una tarifa por hora, el abogado toma un porcentaje de la indemnización del cliente si la demanda tiene éxito. El cliente solo le paga al abogado si recibe una compensación a través de un acuerdo o el tribunal, e incluso en dado caso, los clientes rara vez pagan los gastos de su bolsillo.

Esto puede ahorrarle enormes costos exhorbitantes y, al mismo tiempo, brindarle acceso a una representación de mayor calidad.

Área de práctica

En el pasado, los abogados realizaban una variedad de diferentes servicios legales e incursionaban en una multitud de áreas de práctica. No era raro que un solo abogado redactara testamentos, manejara casos penales y también revisara contratos en su tiempo libre. Sin embargo, el abogado de “todo tipo de oficios” se está convirtiendo rápidamente en un anacronismo.

Hoy en día, los abogados tienden a centrar su práctica en solo una o dos áreas del derecho, lo que les permite convertirse en expertos en el manejo de casos dentro de esa área de práctica. Esta tendencia ha cambiado la industria legal y cómo se estructuran los bufetes de abogados.

Para usted, el cliente, se ha vuelto cada vez más importante encontrar un abogado que tenga una amplia experiencia en el manejo de casos como el suyo. Por ejemplo, si resultó lesionado en un accidente de camión grande, sería beneficioso contratar a un abogado con una práctica enfocada en litigios por accidentes de camiones grandes.

En el contexto de las lesiones personales, los procesos de investigación y descubrimiento se han vuelto más técnicos e intrincados a medida que avanza la tecnología. Contratar a una firma con la experiencia adecuada asegura que tengan los recursos y la perspicacia para manejar su caso de manera efectiva desde la consulta inicial hasta el juicio.

El tamaño importa… A veces.

En términos de bufetes de abogados, más grande no siempre significa mejor. La contratación de una firma más pequeña puede ser ventajosa en algunos casos, mientras que en otras ocasiones es necesaria una firma más grande para manejar las complejidades de los litigios a gran escala. Para tomar una decisión informada, es importante comprender los pros y los contras de ambos.

Firmas pequeñas

Cualquier firma con menos de 20 abogados se considera pequeña. Debido a que emplean a menos abogados, estas firmas tienden a ejercer solo en unas pocas áreas diferentes. Aunque pueden tener menos recursos que las firmas más grandes, los clientes a menudo encuentran que la representación de las firmas pequeñas es más personalizada y atenta. Los abogados de firmas más pequeñas suelen ser más fáciles de contactar y tienen más tiempo para dedicarle a su caso.

Sin embargo, las empresas más pequeñas pueden carecer de la potencia necesaria para manejar casos más complicados. Algunos casos requieren un descubrimiento extenso y una investigación detallada, lo que requiere recursos considerables y perspicacia tecnológica; es probable que una pequeña firma con sólo unos pocos abogados y un presupuesto limitado no esté a la altura de la tarea.

Firmas grandes

Una firma se considera grande si tiene más de 100 empleados o varias ubicaciones. Un beneficio obvio de una gran empresa son los recursos. Pueden pagar un equipo de abogados para manejar un solo caso. Si un caso requiere un descubrimiento extenso y sofisticado, ellos tienen los conocimientos tecnológicos adecuados.

Jackknifing Truck Accident
Abogado de lesiones personales George Salinas

Por otro lado, las empresas más grandes a menudo carecen de ese toque personal. Puede ser más difícil comunicarse con su abogado o puede que tenga que programar una cita con semanas de anticipación. Además, debido a que las firmas más grandes a menudo manejan muchos casos a la vez, es posible que obtenga un enfoque único para todos.

La elección de un abogado de lesiones personales puede ser una experiencia agonizante. Después de todo lo que ha pasado – el dolor y el sufrimiento, la angustia mental, la reducción de la calidad de vida – es fundamental tomar la decisión correcta tanto para usted como para su familia.

Aunque todos los criterios anteriores son valiosos y deben utilizarse, al final del día todo se reduce a la comodidad. Siempre debe sentir que puede hablar con franqueza y honestidad con su abogado. A fin de cuentas, la relación abogado-cliente se basa en confianza. ¿Puede confiar en que esta persona luchará por sus derechos y los de su familia?

En este sentido, la mejor manera de evaluar a un abogado es a través de la interacción uno a uno. Afortunadamente, muchos abogados ofrecen consultas iniciales gratuitas que puede configurar fácilmente con una llamada telefónica. Trate su primera reunión con un posible abogado como lo haría con una entrevista de trabajo: asegúrese de que su abogado demuestre experiencia en el área de su caso, confiabilidad y dedicación, y se comunique de una manera que funcione para usted.

 

Share