Conducir y Usar el Teléfono… Una Mala Idea

Ahora en día, toda la gente siempre anda de prisa. En tan sólo esta generación, la velocidad y modos de comunicación han cambiado drásticamente. Hace sólo 20 años, tenías que esperarte a llegar a tu casa para revisar los mensajes y ver que llamadas perdiste mientras estabas fuera. Sin embargo, ahora en día, los avances en la tecnología de la industria de los celulares han logrado que te lleguen las llamadas todo el día. Además, tu celular prácticamente se ha convertido en una computadora para que puedas estar al tanto de tus correos, mensajes de texto, redes sociales, etc. desde la palma de tu mano.

Toda esta conveniencia también presenta desafíos y tentaciones diarias para los conductores. La conveniencia de la información lleva a los conductores a pensar que tienen que mantenerse al tanto de las cosas mientras están al volante. La era digital nos ha llevado a creer que estar en el coche es perder el tiempo y la única manera de reponerlo es utilizando nuestros teléfonos mientras estamos al volante. Esto resulta en conductores distraídos y conduciendo de manera peligrosa.

El contraargumento que han hecho algunos es que siempre han existido distracciones para los conductores, como el radio, aplicarse maquillaje, comer, etc., pero las estadísticas nuevas demuestran que las distracciones que presentan los celulares al conducir tienen un efecto diferente. Ioannis Pavlidis, un profesor de ciencias informáticas en la Universidad de Houston dice que “La mente del conductor puede divagarse y puede hervir de ira, pero un sexto sentido mantiene a un persona segura y por lo menos previene que se salgan del camino. Mandar mensajes de texto es peligroso porque afecta este sexto sentido.” Así que mandar mensajes de texto y usar el teléfono para revisar correos, redes sociales, etc. mientras se conduce, no sólo distrae al conductor, sino también afecta su habilidad de reaccionar y actuar porque su conciencia queda comprometida.

La cantidad de muertes relacionados al uso del teléfono mientras se conduce sigue incrementando. 1 en cada 5 adultos admiten a utilizar su teléfono mientras conducen. Muchos estados están prohibiendo estas prácticas imprudentes. Debes saber que utilizar tu teléfono mientras conduces no sólo te pone en riesgo de un accidente, lesión grave, o incluso la muerte, sino que también te pone en riesgo legalmente si tu imprudencia le causa daño a los bienes de otra persona, o les ocasiona alguna lesión o la muerte.

Considera los riesgos y desarrolla una disciplina para tomar buenas decisiones cuando se trata de utilizar el teléfono mientras conduces. Puede salvarte la vida o la de alguien más, o prevenir que tengas que sufrir consecuencias legales.

Share