¿Cómo pueden afectar las condiciones preexistentes a una demanda por lesiones personales en Texas?

Publicado el: Vie Ago 6

En Texas, la ley de lesiones personales es bastante sencilla. Si alguien es negligente y le causa un daño, normalmente es responsable de sus pérdidas. Si bien el proceso de probar la negligencia y daños es complicado, la regla es simple. Pero, ¿qué pasa cuando la lesión no es nueva?

Pre-existing Conditions Affect a Texas Personal Injury ClaimMuchas personas que han resultado lesionadas en accidentes automovilísticos o por la negligencia de otra persona, temen no poder recuperarse si el incidente agravó una condición preexistente. A menudo, ese concepto es erróneo. Una condición preexistente generalmente no anulará su reclamo por lesiones personales. Pero, tratar de ocultarlo podría tener consecuencias no muy positivas.

Agravamiento de condiciones preesxistentes

Las afecciones preexistentes son comunes en Texas y en EE. UU. Por ejemplo, 16 millones de adultos, es decir, aproximadamente el 8% de la población adulta en  Estados Unidos, tienen dolor de espalda crónico.

Eso no significa que esas personas estén excluidas de recibir compensación por un accidente de carro que les cause una lesión en la espalda. Sin embargo, puede afectar la forma en que se calculan los daños. El objetivo de una indemnización por lesiones personales es restaurar a la víctima lo más cerca posible a la posición en la que se encontraba antes de la lesión.

Normalmente será elegible para una compensación por cualquier empeoramiento de la condición preexistente que fue causada por el accidente. Eso es cierto incluso si solo se lastimó, o se lesionó más, debido a su condición preexistente.

La predisposición al daño «eggshell skull rule»

La ley de Texas reconoce una doctrina conocida como “eggshell skull rule”. En términos simples, significa, por ejemplo, que la persona lesionada tiene un deterioro de la columna preexistente y por un accidente de carro se paraliza. La parte culpable generalmente será responsable de la parálisis, los costos relacionados y otras pérdidas, incluso si una persona sana no hubiera quedado paralizada por el mismo accidente.

Esta doctrina también puede extenderse a otros tipos de efectos. Por ejemplo, si un conductor ebrio choca contra otro vehículo, y el conductor del otro vehículo sufre un ataque cardíaco fatal, es probable que el conductor ebrio sea responsable de muerte por negligencia, incluso si la víctima tenía un problema cardíaco subyacente. De manera similar, si alguien sufre un trastorno de estrés postraumático pero la afección está controlada en gran medida, y tiene una recaída como resultado del accidente, el conductor negligente puede ser responsable.

Ocultar condiciones preexistentes

Con frecuencia, las personas que han resultado lesionadas en un accidente de carro temen que si la parte responsable, el tribunal e incluso sus propios abogados conocen la afección preexistente, no podrán recuperar los daños. Como se explicó anteriormente, eso no es necesariamente cierto. Sin embargo, intentar ocultar una condición preexistente para proteger su reclamo puede tener el efecto contrario. Ocultar condiciones preexistentes puede se negativo porque:

  • Su abogado no podrá preparar su caso de manera efectiva sin información completa y precisa.
  • Los testigos expertos de su lado no podrán hablar con autoridad sin información completa y precisa.
  • La compañía de seguros de la parte responsable investigará y es casi seguro que descubrirá lo que está tratando de ocultar.
  • Es posible que la aseguradora no esté dispuesta a negociar un acuerdo después de enterarse de que usted ocultó información intencionalmente.
  • Es posible que el juez y el jurado no confíen en usted, y piensen que está mintiendo sobre otros aspectos del caso si descubren que ocultó una afección preexistente.

¿Cómo saber cuándo revelar lesiones o afecciones médicas antiguas? Informe siempre a su abogado de lesiones personales de San Antonio. Su abogado puede asesorarlo sobre lo que es relevante y qué información debe proporcionar.

Tratar con las compañías de seguros antes de tener un abogado

Las compañías de seguros pueden pedirle que firme las autorizaciones médicas y que responda preguntas poco después del accidente de carro, cuando es posible que no haya contratado a un abogado. Tenga mucho cuidado de lo que dice, y sobre todo lo que firma. Es importante no mentir, pero eso no significa que esté obligado a responder a todas las preguntas tan pronto se lo soliciten, ni a firmar documentos tan pronto los reciba.

No es inusual que una aseguradora se extralimite, indague en profundidad en su historial o le pida que firme autorizaciones médicas abiertas que le den acceso a registros a lo largo de años o décadas. La mayoría de estos registros no serán relevantes para su caso, pero los examinarán de todos modos, buscando cualquier cosa que puedan usar en su contra. Si está representado por un abogado, nunca debe responder preguntas ni firmar nada sin consultar a su abogado.

Cómo puede ayudar un abogado de lesiones personales de Texas

Cuando tiene una afección preexistente y sufre una lesión adicional debido a la negligencia de otra persona, es aconsejable hablar con un abogado de lesiones de San Antonio de inmediato. Su abogado puede ayudarlo a determinar lo que debe revelar a la parte responsable y a su compañía de seguros,  y explicar cómo su condición preexistente puede afectar su reclamo. Más importante aún, un abogado con experiencia en lesiones personales sabrá cómo identificar y contratar a los expertos adecuados para abordar su condición preexistente y el alcance de sus nuevas lesiones o agravamiento.

En las Oficinas Legales de George Salinas, le facilitamos la obtención de la información que necesita. Llame al 210-225-0909 o complete nuestro formulario de contacto para programar su consulta gratuita. O puede hacer clic en en la esquina inferior derecha de esta página para conversar con un representante.

¿Te ha resultado útil esta publicación? También te puede interesar:

Share