Principales causas de accidentes automovilísticos

Publicado el: Vie Nov 6

¿Cuáles son las principales causas de accidentes automovilísticos?

Los accidentes automovilísticos pueden ocurrir por una variedad de razones, pero casi todas estas causas se derivan de la negligencia del conductor. Para obtener más información sobre cada tipo específico, nuestros abogados de accidentes automovilísticos en San Antonio desglosan algunos reclamos comunes que ven de manera regular, que incluyen:

Manejando en estado de ebridad

Conducir bajo la influencia de drogas o alcohol hace que las habilidades del conductor al manejar disminuyan abruptamente. Muchos conductores no solo pierden el control del volante a medida que aumenta la embriaguez, sino que también pueden perder la capacidad de tomar decisiones. La visión de túnel puede hacer que sea increíblemente difícil ver lo que sucede en la carretera a su alrededor. Muchos conductores bajo la influencia también se comportan de manera errática: pueden desviar el tráfico, detenerse abruptamente o incluso conducir muy lentamente para evitar parecer intoxicados.

Desafortunadamente, esto puede dificultar que otros conductores puedan predecir su comportamiento. Los conductores ebrios también pueden no reaccionar adecuadamente cuando ocurre un accidente por conducir ebrio lo que puede aumentar las lesiones sufridas por todas las partes.

Uso de un teléfono inteligente u otras formas de conducción distraída

La mayoría de los conductores saben que no deben usar sus teléfonos mientras están detrás del volante: el 98 por ciento de los conductores admite saber que conducir distraído puede aumentar el peligro en la carretera, pero un promedio del 49 por ciento informa enviar mensajes de texto y conducir de todos modos.

Causas comunes de accidentes automovilísticos

La distracción no solo tiene que tomar la forma del uso de un teléfono inteligente. Algunos conductores distraídos pueden sufrir distracciones debido a una conversación con otra persona en el automóvil o al lidiar con niños discutiendo en el asiento trasero. Los conductores pueden tener dificultades para mantener la vista en la carretera mientras luchan con un dispositivo GPS o intentan cambiar la configuración de la radio o la calefacción. Los conductores también pueden sufrir una inmensa distracción al comer o beber al volante, especialmente si intentan comer algo ensuciante.

Pasarse señales de alto o luces rojas

Las señales de alto y las luces rojas sirven como un indicador claro de quién tiene el turno de pasar por una intersección. Desafortunadamente, algunos conductores los ignoran por completo, atravesando la intersección como les plazca sin tener en cuenta la presencia de nadie más. Pasar las señales de alto y las luces rojas pueden causar accidentes en forma de T-bone, mismos que pueden causar lesiones graves a la parte del lado del automóvil que recibe el impacto.

No ceder el paso

Ceder el paso al tráfico que viene en sentido contrario, o ceder el paso a una señal, puede ayudar a que el flujo del tráfico se mueva sin problemas. Estas señales existen para ayudar a los conductores a mantener el flujo natural del tráfico. Desafortunadamente, algunos conductores intentan abrirse paso a la fuerza, esperando que el otro conductor se detenga para dejarlos salir. Como resultado, ambos conductores pueden sufrir lesiones graves.

Incorporarse o cambiar de carril incorrectamente

Cambiar de carril o incorporarse a una autopista muy transitada presenta riesgos, especialmente por los vehículos más grandes. Los conductores de estos vehículos pueden tener grandes puntos ciegos, lo que les hace pasar por alto la presencia de vehículos más pequeños a su lado. Otros conductores pueden intentar forzar su camino hacia el carril en el que quieren viajar, independientemente de si tienen suficiente espacio para incorporarse. Tratar de fusionarse sin el espacio adecuado puede provocar rápidamente un accidente, a menudo con lesiones graves.

Salida de carril

Los carriles claramente designados en una carretera existen para mostrar a los conductores qué espacio pueden usar para sus vehículos. Sin embargo, algunos conductores pueden salirse de sus carriles asignados y hacer que desvíen a otro vehículo. La salida del carril a menudo ocurre debido a una distracción, pero también puede ocurrir cuando el conductor de un vehículo grande no juzga adecuadamente su tamaño y se desvía hacia otro carril o cuando los conductores dan una vuelta demasiado ancha o demasiado brusca.

Conducir fatigado

El conducir somnoliento presenta muchos de los mismos peligros que conducir bajo la influencia de drogas o alcohol. Los conductores fatigados pueden tener dificultades para controlar adecuadamente el vehículo. Muchos de ellos tienen problemas para mantener la vista en la carretera o es posible que ya no se den cuenta de lo que sucede a su alrededor, especialmente si se quedan a la deriva.

 Causas de accidentes de conducción somnoliento

Demasiadas horas detrás del volante también pueden aumentar el riesgo de que los conductores corran riesgos imprudentes para llegar más rápido a su destino. O peor aún, algunos conductores pueden quedarse dormidos atrás del volante. Un conductor somnoliento obviamente no tiene control sobre su vehículo, lo que significa que no puede tomar medidas para evitar un accidente o disminuir su gravedad.

Exceso de velocidad

Muchos conductores optan por acelerar para reducir el tiempo necesario para llegar a sus destinos. Necesitan llegar rápido. Tienen poca paciencia con todos los que los rodean. Quieren que otros se salgan de su camino y se apresurarán a que eso suceda.

Sin embargo, el exceso de velocidad no suele reducir mucho el tiempo necesario para llegar al destino del conductor. En cambio, aumenta considerablemente el riesgo del conductor de provocar un accidente grave. Los conductores que conducen a exceso de velocidad no pueden responder tan rápido a los peligros potenciales que los rodean. Necesitan más espacio para detenerse, reducir la velocidad y maniobrar el vehículo. A velocidades más altas, es posible que no respondan lo suficientemente rápido como para evitar un accidente y causar lesiones graves.

El exceso de velocidad también puede aumentar el riesgo de lesiones graves cuando ocurre un accidente. Los conductores que manejan a exceso de velocidad tienen más fuerza detrás de sus vehículos cuando chocan, lo que puede causar más daño a los vehículos impactados y a las personas en ellos.

Seguir de cerca o “Chupar Rueda”

Al igual que el exceso de velocidad, el seguir de cerca a un carro a menudo ocurre porque los conductores tienen prisa. Los conductores apresurados pueden chupar la rueda trasera porque quieren apresurar a otros conductores o sienten que han elegido conducir demasiado lento. Los conductores también pueden seguir de cerca por una sensación de furia en la carretera: quieren «castigar» a otro conductor por interrumpirlos, no ceder el paso o conducir demasiado lento delante de ellos.

George Salinas Súper Abogados 2020
Abogado de accidentes automovilísticos de George Salinas

Desafortunadamente, el chupar rueda también aumenta significativamente el riesgo de accidente. Conducir demasiado cerca de otro vehículo significa que es posible que el conductor no tenga tiempo suficiente para detenerse si el otro vehículo se detiene o reduce la velocidad abruptamente. Conducir demasiado cerca también puede evitar que el otro conductor vea cualquier otra cosa que suceda en la carretera, lo que aumenta el riesgo de que no se dé cuenta de los peligros potenciales a su alrededor.

Independientemente de qué fue lo que provocó su accidente, si otra parte causó el accidente debido a negligencia en la carretera, un abogado de lesiones personales de San Antonio puede ayudarle.