fbp

Tener Un Abogado Hace la Diferencia

El internet esta lleno de videos de personas que fingen lesionarse en tiendas de renombre para tratar de sacarle dinero a las grandes corporaciones. Este tipo de estafas llegan a las masas y de alguna manera hacen pensar a las personas que los demandas de daños corporales o las demandas contra las compañías grandes son estrategias para “hacerse rico” y que los abogados de daños corporales no son más que unos estafadores buscando maneras de sacar provecho. Esto no puede ser más lejos de la verdad y es un estereotipo que le falta al respeto y no le ayuda a la profesión legal.

Un abogado simplemente es una persona que emprende cuidadosamente el estudio detallado de la ley, es certificado por sus estudios, y utiliza estos conocimientos para representar a los demás en asuntos legales relacionados con negocios, familia, propiedades, herencias, daños corporales, etc. Básicamente, un abogado es alguien que actúa de tu parte para asegurar que estés protegido/defendido si te encuentras en una batalla legal.

A pesar de que hay muchos casos de personas que fingen lesiones para sacarle dinero a las corporaciones, hay aun más casos de personas decentes que sufren lesiones que pudieron haber sido prevenidas. La meta de las demandas en estos casos no es pintar a las corporaciones como entidades maliciosas que sólo quieren aprovecharse de los débiles. La meta es asegurarse de que las personas que no pueden pagar los tratamientos de la lesión que sufrieron por la negligencia de la compañía, obtengan ayuda para pagar estos gastos que no tenían previstos.

Aquí está la realidad. Las grandes corporaciones tienen jerarquías de organización complejas. Si alguien se lesiona en la tienda, el gerente no puede simplemente sacar dinero de la registradora y dárselo al lesionado Cuando algo así ocurre, la corporación está obligada a dejar que su departamento legal maneje el asunto para protegerse de las estafas y manipulaciones. Por eso mismo necesitas un abogado en casos como ese. Si te llegas a enfrentar a una corporación enorme cuya meta como negocio es maximizar sus ganancias y minimizar sus perdidas, es muy poco probable que te vayan a simplemente escribir un cheque para tus presuntas lesiones. Van a querer comprobar que existen lesiones, que esas lesiones ocurrieron en sus instalaciones, y que la cantidad que pides es razonable. Tener un abogado a tu lado durante todo este proceso significa que serás representado de manera adecuada en esta batalla legal para que obtengas lo que necesitas/mereces.

Tener un abogado a tu lado le da legitimidad a tu reclamación. Los departamentos legales de las grandes corporaciones están inundados de reportes de lesiones, maltrato, negligencia, etc. Estas quejas se toman más enserio cuando vienen acompañadas de una carta o una notificación de un abogado capacitado para manejar tu caso. Si te has lesionado en alguna parte o tienes dudas sobre si debes involucrar a un abogado o no, es probable que la respuesta sea “si.” Tomate el tiempo de hablar con un abogado sobre tu caso. La mayoría de los abogados proporcionan una consulta inicial gratuita para hablar sobre lo que piensan que pueden hacer por ti. Aprovecha la oportunidad de hablarlo y tomar una decisión informada. Puede hacer un gran diferencia y encontrarás que la mayoría de los abogados sólo buscan ayudar a otras personas que se encuentran en problemas.

Share