fbp

Accidentes Automovilísticos Debido A Conducir De Forma Distraída

La conducción distraída es una epidemia creciente y mortal que amenaza nuestras carreteras y, lo que es más importante, amenaza nuestra seguridad personal.

En las Oficinas Legales de George Salinas, nos gustaría llamar la atención sobre esta peligrosa tendencia que ha afectado a muchos de nuestros clientes. Hay tres tipos de conducción distraída: manual, visual y cognitiva. Con el boom de los teléfonos inteligentes y aplicaciones móviles, los teléfonos celulares son una forma especial de conducción distraída que involucra las tres categorías: manual, visual y cognitiva.

Cada año, más de 400,000 personas resultan heridas debido a que manejan de forma distraída. Uno de cada cuatro accidentes es causado por conducir distraído con teléfonos celulares. El 16% de las muertes en colisiones se atribuyen a conducir distraído. Tarda un promedio de tres segundos después de que la mente del conductor se haya salido de la carretera para que ocurra un accidente. El mensaje de texto promedio tarda hasta cinco segundos en leerse. Los estudios han demostrado que la latencia distraída, el período de tiempo en el que la mente no se centra en la conducción, generalmente dura 27 segundos.

Haga las cuentas. Leer un texto es el equivalente a conducir la longitud de un campo de fútbol a 55 millas por hora, con la vista fuera de la carretera. Un mensaje de texto aumenta seis veces la probabilidad de chocar. Todos los días en los EE. UU., más de ocho personas mueren en choques que involucran a un conductor distraído.

En las Oficinas Legales de George Salinas, vemos las consecuencias mortales de la conducción distraída todos los días. Como abogados de lesiones personales reconocidos a nivel nacional, luchamos porque nuestros clientes consigan una compensación cuando los conductores distraídos les hacen daño. Es un tipo de caso que esperamos que nunca volver a ver. ¿Cómo podemos hacer que nuestras carreteras sean más seguras? Poner un ejemplo. El 90% de nosotros sabemos que conducir distraído es peligroso, pero muchos de nosotros aún lo hacemos.

Es hora de parar. Su vida vale más que contestar un mensaje de texto.

Share