Abogado de lesiones por quemaduras de San Antonio

Comprometidos a ayudar a las víctimas de quemaduras a recuperar una compensación justa bajo la ley de Texas

San Antonio es una ciudad hermosa e histórica para vivir, trabajar y jugar. Ya sea que visite nuestra bella ciudad o sea de la zona, siempre hay algo nuevo y emocionante que ver y apreciar en San Antonio. Si la negligencia de alguien más lo ha dejado con una grave lesión por quemaduras, es una historia diferente, pero no tiene que enfrentarse a este desafío extremo por su cuenta. Un abogado con experiencia en lesiones por quemaduras le ayudará a navegar el camino hacia la curación y la compensación justa.

Su lesión por quemaduras

Las lesiones por quemaduras son sumamente dolorosas y a menudo provocan complicaciones peligrosas que pueden ser duraderas. Además, resultar herido en un incendio es un acontecimiento extremadamente traumático que puede tener consecuencias emocionales y psicológicas generales. Además, las lesiones por quemaduras en o cerca de la cara pueden ser no sólo desfigurantes, sino también emocionalmente devastadoras.

Si la negligencia de otra persona le ha causado una grave lesión por quemaduras, necesita un asesor legal experimentado. Las lesiones por quemaduras a menudo requieren un tratamiento médico prolongado, que incluye injertos de piel, y pueden tener consecuencias extremas. Aunque ninguna cantidad de dinero puede devolverle a su estado anterior al accidente, la recuperación de una compensación justa por su lesión y las facturas médicas pueden ayudarle a navegar mejor el camino hacia la recuperación. El dedicado equipo legal de las Oficinas Legales de George Salinas en San Antonio entiende que usted está pasando por una experiencia extremadamente difícil. Nuestros comprometidos abogados de lesiones por quemaduras tienen la habilidad, determinación y compasión para abogar agresivamente por la compensación que usted merece mientras se enfoca en la curación.

Hay tres tipos de quemaduras:

Las lesiones por quemaduras pueden ser desde muy leves hasta mortales, pero es importante señalar que incluso una quemadura relativamente leve es probable que sea extremadamente dolorosa. Si ha sufrido una lesión por quemadura, necesita atención médica inmediata. El tratamiento temprano le proporcionará la mejor posibilidad de curarse tan rápido y tan saludablemente como sea posible. El proceso de curación relacionado con las lesiones por quemaduras suele ser largo, y la gravedad de la quemadura determinará el nivel de daño que sufrirá:

Quemadura de primer grado

Una quemadura de primer grado daña la capa externa de la piel, también conocida como la dermis. Es probable que experimentes dolor, junto con hinchazón y enrojecimiento de la piel. Si bien las quemaduras de primer grado son las lesiones por quemaduras más leves y no suelen causar un daño permanente, suelen ser lesiones extremadamente dolorosas, especialmente si la quemadura cubre una gran superficie del cuerpo.

Quemadura de segundo grado

Una quemadura de segundo grado daña tanto la capa externa como la interna de la piel, también conocida como epidermis. Una quemadura de segundo grado suele dejar la piel muy enrojecida, con hinchazón y ampollas. El dolor de una quemadura de segundo grado puede ser extremo.

Quemadura de tercer grado

Una quemadura de tercer grado es la más grave de todas, y estas quemaduras dañan la dermis, la epidermis y el tejido que subyace a la piel. Estas quemaduras también pueden dañar los músculos, nervios y huesos. Estas lesiones están estrechamente asociadas con un inmenso dolor que muchos de los que las sufren consideran inmanejable. Las quemaduras de tercer grado requieren un tratamiento médico continuo considerable.

Los accidentes de tráfico a menudo provocan lesiones por quemaduras

Las lesiones por quemaduras son comunes en los accidentes de auto. Los accidentes de tráfico son bastante aterradores, pero cuando hay un incendio involucrado, lleva las cosas al siguiente nivel. Con el impacto de un accidente automovilístico, uno o los dos tanques de combustible de los vehículos involucrados pueden salir a chorros o derramar gasolina que explota o se incendia al entrar en contacto con una superficie caliente, como el motor de un automóvil. Cuando un accidente automovilístico estalla en llamas, puede atrapar a los ocupantes de los vehículos involucrados y quemarlos cuando intentan escapar. En resumen, es difícil exagerar exactamente lo horrible que puede ser un accidente de coche de este tipo.

Su tratamiento

Si ha sido herido por un incendio, necesita un transporte de emergencia desde el lugar del accidente y atención médica de emergencia. Si las quemaduras que sufrió son sólo de primer grado y no cubren una gran área, puede ayudarse a sí mismo sosteniendo su carne quemada bajo agua corriente fresca pero no fría durante unos 10 a 15 minutos para enfriar el área calentada y ayudar a aliviar el dolor asociado. Una crema antibiótica tópica también puede ser útil. Si su quemadura es más grave o si algo se está pegando o alojando en su quemadura, debe obtener atención médica inmediata. Nunca intente desalojar la materia extraña de un lugar de la quemadura porque al hacerlo puede causar más complicaciones; necesita asistencia médica profesional. Además, como las lesiones por quemaduras tardan en curarse, las complicaciones como las infecciones son comunes y pueden llegar a ser extremadamente peligrosas. Asegúrese de recibir tratamiento médico continuo para cualquier lesión grave por quemaduras.

Consecuencias emocionales

Debido a que los accidentes con fuego son tan aterradores y traumáticos, es importante abordar las consecuencias psicológicas y emocionales también. Muchas víctimas de quemaduras sufren de serios síntomas parecidos al TEPT que no sólo son debilitantes sino también psicológicamente dolorosos. Debido a que las lesiones por quemaduras son tan singularmente dolorosas, a muchas víctimas les resulta muy difícil seguir adelante. La depresión grave y el aumento de la ansiedad son efectos secundarios frecuentes. Es especialmente común encontrar muy difícil volver al volante de un coche. Los accidentes que causan lesiones por quemaduras son difíciles de superar, y la gravedad de las secuelas emocionales de tales accidentes nunca debe ser descontada.

Si la negligencia de alguien más le ha dejado con una lesión grave por quemaduras, contacte a un abogado experimentado en lesiones por quemaduras en San Antonio hoy mismo.

Si la negligencia de otra persona lo deja una lesión por quemadura, necesita atención médica inmediata y asesoramiento legal experimentado. El dedicado equipo legal de las Oficinas Legales de George Salinas en San Antonio entiende cuán angustiosas son las lesiones por quemaduras, y estamos comprometidos a ayudarlo a avanzar en el camino de la recuperación. Nuestros abogados experimentados en lesiones por quemaduras tienen la habilidad, el compromiso y la compasión para abogar agresivamente por sus derechos para recuperar una compensación justa por sus lesiones. Estamos aquí para ayudar a proteger sus derechos legales, mientras que usted se centra en la curación. Por favor, póngase en contacto o llámenos al 210-225-0909 para hacer una cita en nuestra oficina de San Antonio hoy.